Quizás has escuchado hablar sobre esa herramienta de Google y sabes que se trata de anunciarse en Google. Pero quizás te hagas preguntas como, por ejemplo, ¿cómo funcionan sus anuncios? ¿puede usarlo cualquiera?

Google Adwords ha sido por muchos años el servicio de publicidad con más éxito. Desde el año 2008 se le conoce como Google Ads, pero su funcionamiento no ha variado mucho con el paso del tiempo. El buscador era libre de anuncios al principio, pero después lanzaron esta plataforma para financiarse… y le ha ido muy bien.

Seguro que te encuentras con anuncios de Adwords a diario: buscas alguna frase o palabra en Google y ves anuncios de texto en la parte superior y casi al final de la página de búsqueda. Pero Google Ads es mucho más que eso.

 

Qué es Google Display

Los anuncios se pueden mostrar en diferentes sitios. Los anuncios que solo son de texto los ves principalmente en la página de resultados de Google cuando haces una búsqueda. Y también en sitios de búsqueda y partners de búsqueda (otros buscadores más pequeños). Todos estos espacios pertenecen a la red de Búsqueda.

Y, por otro lado, tenemos la amplísima red de Display. En este caso, se combinan los anuncios de texto con los de imagen y vídeo. Los sitios donde aparecen forman la red de Display y son más de dos millones. Pueden ser sitios propios de Google como YouTube, Gmail, Blogger, etc.

 

Inconvenientes de la red de Display

Muchas personas que ya han probado la publicidad en la red de Display no han terminado muy satisfechas y han comentado algunos inconvenientes o desventajas:

  • Se reciben menos clics (CTR más bajo).
  • Es más difícil de configurar.
  • No consiguen tantas ventas.

Realmente, estas no son desventajas reales. Cuando alguien se anuncia en Google debe tener claros sus objetivos y cómo ejecutar la estrategia de publicidad. La red de Display puede ser incluso más eficaz que la de búsqueda, dependiendo del caso.

Por ejemplo, en referencia al primer inconveniente, es cierto que el CTR es más bajo (en torno al 1%) pero es normal. Cuando usas la red de búsqueda, el usuario tiene una intención de búsqueda concreta, pero en la red de display está consumiendo contenido cuando, de repente, ve tu anuncio.

El segundo inconveniente es cierto a medias. Tanto las campañas de Display como las de Búsqueda son igual de difíciles de configurar “bien”, para que tengan éxito.

Quien dice que no se consiguen ventas, probablemente sea por una mala gestión de las campañas. Siempre es recomendable que lo haga alguien profesional y con experiencia.

 

Ventajas de la red de Display

Lo interesante de esta red es el alcance. Puedes llegar al 90% de los usuarios de Internet, aunque no busquen habitualmente en Google.

Por otro lado, las opciones de segmentación de la red de Display son muchas. Te permite segmentar por palabra clave, emplazamientos, temas, intereses y demográficamente. Si conoces bien el perfil de tu cliente puedes encontrarle más fácilmente en la red de Display que en la de Búsqueda.

 

Cómo se integra con Adwords

Las campañas se crean igual que las de búsqueda, desde tu cuenta de Google Ads. Además, tienes a tu disposición la galería de anuncios que te permite crear los anuncios gráficos de una forma intuitiva y sencilla. Ofrecen plantillas de anuncios y estilos personalizables.

También es interesante la opción de anunciarse en YouTube y en Gmail, donde parece que la gente todavía es más susceptible a los anuncios.

 

¿Merece la pena por precio y resultados?

¿Es rentable la red de Display? Como en todo, si se sabe usar sí.

¿Cómo conseguirlo? Hay que realizar una gestión profesional de las campañas. Pero, debes saber que lo importante es medir y optimizar.

Activa cuanto antes el seguimiento de conversiones porque te permitirá optimizar las campañas y aumentar el ROI (retorno de la inversión).

Aprovéchate del remarketing que no es ni más ni menos que mostrar anuncios específicos a personas que ya han visitado tu sitio web o han visto tus anuncios.

La red de Display se merece que le des una oportunidad. Pero siempre de mano de una empresa o alguna persona profesional en PPC que te ayude a sacar el mayor beneficio a tus campañas.