El error 404 se produce cuando intentamos acceder a una página cuyo enlace está roto, porque ya no existe esa página o porque ha cambiado su dirección.

¿Qué es error 404?

Error 404 es el mensaje de respuesta que da el servidor web en el que está alojada la página que queremos visitar. Existen una serie de códigos de errores, que informan de posibles problemas técnicos en una web. Este es uno de ellos. El mensaje que aparece es un texto “404 no found” o “404 page not found”, con una página en blanco de fondo. Los dos mensajes nos dicen lo mismo: el servidor de esa web avisa a nuestro navegador de que no puede encontrar la página que hemos buscado, porque es un enlace roto o porque ha sido modificado o porque ya no existe. Más información aquí.

 

Consecuencias del error 404

Se trata de un error que arruina la experiencia de usuario de nuestros visitantes y que dan una mala imagen de nuestro sitio web. Pero lo peor es la consecuencia que tiene para el posicionamiento de nuestra web, ya que Google penaliza a los sitios que tienen muchos errores 404, porque considera que son malos para los usuarios porque no tienen un mantenimiento adecuado.

 

Cómo solucionar el error 404

Para solucionar los posibles errores 404 tenemos que detectar primero si tenemos enlaces que sean erróneos para poder corregirlos o eliminarlos de nuestra web.

Podemos utilizar diversas herramientas gratuitas que nos ayudan a detectar los errores 404 en nuestro sitio web.

La primera opción es hacer uso de Google Search Console, una herramienta potente y gratuita que nos ofrece distintas posibilidades a los administradores de sitios web. Entre ellas destaca la posibilidad de tener informes estadísticos de las visitas a nuestra web. Y también nos permite indexar nuestras páginas webs. Además, haciendo uso de sus informes podemos saber si hay páginas con errores 404. Sabremos que enlaces no son correctos para Google y así corregirlos.

 

Otra herramienta gratuita es Broken Link Checker, con la que podemos hacer un análisis de todos los enlaces que contiene nuestro sitio web. En la parte superior de la página principal de este sitio hay una casilla donde tenemos que colocar el dominio o la url que queremos analizar y pulsar el botón “find broken links”. Pasado un tiempo -tardará más o menos según la cantidad de enlaces que contenga el sitio-, aparecerá un informe de la situación de todos los enlaces y nos dirá los códigos de error que puedan presentar.

 

Finalmente, aunque hay más herramientas gratuitas disponibles, vamos a citar a Dead Link Checker. Es otra herramienta similar a la anterior, que es intuitiva y fácil de manejar. También tiene un cuadro blanco en la parte superior, donde tendremos que pegar en enlace que queremos analizar, y nos dará un informe de su estado y posibles errores.

 

Es aconsejable crear una página personalizada para el error 404

Si tenemos un sitio web grande, es posible que en el futuro sigan apareciendo enlaces rotos con el error 404. En el tiempo que transcurre entre los análisis periódicos que hemos visto en el apartado anterior, se nos pueden colar otros enlaces rotos. Para ello, es bueno contar con una página personalizada de error 404, con una estética más acertada, con algún tipo de mensaje de disculpa y complementándolo con links a los sitios donde quieras que vayan esos usuarios que se han perdido navegando.

 

WordPress tiene una página estándar de error, pero podemos crear, mediante plugins como 404Page, nuestra propia página de error 404 personalizada, con la estética que más nos guste e incluso darle un toque de distinción y de humor. También podemos modificar, sin plugin, la página que por defecto tenga nuestro tema para el error 404.

¿Y tú, tienes alguna herramienta gratuita que compartir para solucionar los errores 404?